El mercurio

¿Cómo afecta a la salud de las personas el mercurio?

El pez espada es una especie que contiene mucho mercurio.
Foto: José Pérez - Club Náutico de Torrevieja

Tal y como se explica en el bloque dedicado a los omega-3, el pescado y el marisco son una parte importante de una dieta saludable. No obstante, casi todo el pescado y marisco que consumimos contiene algunos restos de mercurio. Para muchas personas, el riesgo del mercurio procedente de la mayoría de productos pesqueros no tiene porqué constituir ninguna preocupación para su salud. En cambio, algunas especies comerciales contienen una concentración de mercurio mayor que el resto de especies, y eso puede afectar a la salud humana.

Los riesgos del mercurio en pescado y marisco dependen no sólo de los niveles de mercurio de cada especie que se consume sino también de la forma del mercurio, y la edad y condición de la persona afectada, entre otras cosas. El mercurio, presente en los productos pesqueros en forma de metilmercurio, tiene efectos nocivos sobre el desarrollo neurológico de los fetos y niños, de manera que el crecimiento del celebro y del sistema nervioso se puede ver afectado. Se ha detectado alteraciones de la memoria, el lenguaje, la visión y la atención en niños expuestos al metilmercurio. Por ello, el colectivo más sensible al mercurio es el formado por las mujeres (antes y durante el embarazo y durante el periodo de lactancia) y los niños.

Sabías que?

Un reciente estudio ha demostrado que casi el 10% de las mujeres norteamericanas tienen niveles de mercurio en su cuerpo superiores a los máximos recomendados por la administración de ese país.

El consumo de pescado y marisco representa aproximadamente el 90% de la exposición humana al metilmercurio en los Estados Unidos, del cual el 40% procede del atún pescado en el Pacífico.

Niveles elevados de concentraciones de mercurio durante un periodo largo de tiempo, también pueden producir efectos neurológicos y renales en adultos. En los adultos, el metilmercurio también ha estado relacionado con enfermedades cardiovasculares y con el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. Diferentes estudios epidemiológicos han demostrado que mucha gente tiene en su sangre unas concentraciones de mercurio superiores al nivel de seguridad.

Las víctimas olvidadas del envenenamiento por mercurio

Los delfines también sufren por el mercurio.
Foto: Fundació CRAM



Aunque la mayoría de los estudios tratan del impacto del mercurio sobre la salud humana, no debemos olvidar que otros animales depredadores también sufren sus efectos. Entre éstos, se encuentra el delfín, algunas aves marinas y los osos polares, que también se ven afectados negativamente por comer - como el hombre - peces que ya de por sí tienen mucho mercurio (biomagnificación). Los impactos de los metales pesados, como el mercurio, sobre la salud y la reproducción de estos animales vulnerables incrementan actualmente los riesgos para la supervivencia de sus poblaciones ya de por sí castigadas por otros factores como la pesca o la caza, el cambio climático y otros contaminantes.

Sabías que?

Los pueblos que comen mamíferos marinos, como el japonés y el de las Islas Faroe, tienen niveles de mercurio significativamente más altos que el resto de pueblos del mundo.

El mercurio y otros metales pesados hacen que algunos peces contaminados cambien de sexo, la cual cosa afecta negativamente a su reproducción.

buy propecia online